Cristina Domenech escribio Senoras que se empotraron permite demasiado luego

Cristina Domenech escribio Senoras que se empotraron permite demasiado luego

Cristina Domenech nos cuenta la vida sobre lesbianas victorianas

“Donde se encuentran las lesbianas en la historia?” se preguntaba la Cristina adolescente. Lesbianas y no ha transpirado bisexuales ( Del mismo modo que el resto de el colectivo) ha habido continuamente. El impedimento es la invariable invisibilizacion y falta de testimonios que estan recogidos. Naturalmente en la epoca en la que el casamiento solo se contempla igual que la alianza sobre dos personas heterosexuales, la totalidad de las personas del colectivo lo esconden o reprimen. No obstante, Existen unas cuantas hembras de las cuales hemos podido salvar las historias romanticas que, con la vida personal que demasiadas llevaban, tampoco era sobre lo mas sorprendente.

las historias sobre lesbianas del problemas the once siglo XVIII fuesen virales. Yo leia con empeno las historias desplazandolo hacia el pelo cuando han sido pasadas al tarea nunca pude efectuar una diferente cosa que devorar la novela. Cristina deje sobre variados chicas (lesbianas o bisexuales) que mostraron su identidad desplazandolo hacia el pelo desafiaron a la comunidad pese al castigo que eso conllevaba.

Acontecer lesbiana en el siglo XVII, XVIII o XIX podia sobrellevarse, a fin de cuentas habia hembras que se iban a vivir con otras desplazandolo hacia el pelo no era un escandalo. Por que? Porque se creia que las chicas no tenian deseos carnales, por lo tanto, no habia peligro de pecar. En el caso sobre los miembros masculinos la homosexualidad si que estaba castigada porque ellos tenian libido. Detras de esta frente sobre amigas se ocultaba en bastantes casos el romance entre hembras, sin embargo Tenemos historiadores que intentan esconderlo en la convocatoria “amistad romantica”. Hasta En Caso De Que se escribian que querian pasarse las horas besandose o juraran nunca casarse con hombres y vivir juntas Con El Fin De la eternidad.

La intimidad romantica era signo de virtud desplazandolo hacia el pelo estaba de forma perfecta normalizado. Lo que supone algunos inconvenientes Con El Fin De investigar En Caso De Que sobre verdad eran unicamente amigas bastante fuerte o estaban enamoradas la una de la una diferente. En los ejemplos que nos proporciona Cristina, eran claramente lesbianas.

La historia de estas Damas de Llangollen

En Senoras que se empotraron permite bastante se disponen la historia de hasta 19 hembras lesbianas. Mi preferida seri­a la sobre la vida de Las Damas sobre Llangollen, Eleanor y no ha transpirado Sarah, dos mujeres sobre familias sobre tipo elevada que se enamoraron perdidamente asi­ como se escaparon de Irlanda a Gales Con El Fin De alcanzar vivir juntas en la casa en el sector. El progenitor de Eleanor nunca podia permitir que su hija muriese sobre deseo, debido a que le mandaba la paguita con el fin de que sobreviviese desplazandolo hacia el pelo se arrepintiera sobre escaparse. Spoiler no funciono.

Como bien mencione primeramente, la trato romantica era un signo de arte mismamente que pusieron a Sara y no ha transpirado Eleanor en un altar. La gente comenzo a pararse en su hogar carente conocerlas desplazandolo hacia el pelo se hacen famosas en al completo mundo Unido. Diversos personajes ilustres las visitaron como Lord Byron, Walter Scott o Percy B. Shelley. Las Damas sobre Llangollen aparecian en postales y lo mas surrealista podri­a ser el Rey Jorge II les otorgo por insistencia sobre su mujer, Charlotte, una pension vitalicia. Mientras cualquier esto sucedia, Sarah y no ha transpirado Elenaor cuidaban el jardin, estudiaban y no ha transpirado encargaron una cristaleria con las iniciales sobre ambas entrelazadas. A la par que se llamaban “mi amada” o “mi superior mitad”.

Esta es unicamente una de estas historias que recoge la autora en su texto. Pagar infinitamente a Cristina que exista sacado a la brillo a estas hembras, volviendolas visibles desplazandolo hacia el pelo referentes, creando un delegado con el fin de que no se nos eche en olvido la disputa de hembras que amaron an otras. Las lesbianas estan presentes en la leyenda desplazandolo hacia el pelo Cristina las ha salvado de el olvido. De finalizar, me gustaria citar a Cristina en la introduccion de su texto “son Con El Fin De quien las quiera, aunque, sobre todo, son Con El Fin De quien las necesite”.